in

Explorando estilos de aprendizaje: un enfoque multidimensional

Los estilos de aprendizaje representan un concepto fundamental en la educación moderna y reflejan cómo cada individuo asimila y procesa la información de manera única. Estos estilos pueden definirse como conjuntos de rasgos afectivos, cognitivos y fisiológicos que indican cómo responden los estudiantes a diferentes métodos de enseñanza.

El modelo de Kolb:

Según David Kolb, el aprendizaje implica procesar información a través de cuatro etapas: activa, reflexiva, teórica y pragmática. Cada fase enfatiza un estilo de aprendizaje particular con características y preferencias específicas en el proceso educativo.

Modelo visual-auditivo-cinestésico:

Basado en la Programación Neurolingüística, este modelo identifica tres estilos principales: visual, auditivo y cinestésico. Cada estilo representa una forma diferente de interactuar con la información, ya sea a través de elementos visuales o sonoros o mediante movimiento y manipulación física.

Modelo de hemisferios cerebrales:

Este enfoque se centra en la especialización de cada hemisferio cerebral. Las personas con un hemisferio izquierdo dominante tienden a ser más analíticas, mientras que las personas con un hemisferio derecho dominante son más emocionales e intuitivas.

El modelo de Felder y Silverman:

Este modelo clasifica los estilos de aprendizaje en cinco dimensiones: sensitivo-intuitivo, visual-verbal, inductivo-deductivo, secuencial-global y activo-reflexivo. Cada dimensión enfatiza diferentes formas de procesar la información y abordar las tareas de aprendizaje.

Las inteligencias múltiples de Gardner:

Howard Gardner propone ocho tipos de inteligencia, incluida la lingüística, la lógico-matemática, la visual-espacial, la corporal-kinestésica, la musical, la intrapersonal, la interpersonal y la naturalista. Según Gardner, cada persona tiene estas inteligencias en distintos grados, lo que afecta a su estilo de aprendizaje.

Neurociencia y Aprendizaje:

Los avances recientes en neurociencia sugieren que, más que estilos de aprendizaje rígidos, existen ciertos aspectos subyacentes que promueven el aprendizaje. Estos incluyen activación emocional, trabajo cooperativo y aprendizaje práctico.

Articulo Recomendado
UAEMex: Legado y Educación de Calidad

Conclusión:

Los estilos de aprendizaje son una herramienta valiosa en la educación y proporcionan un marco para comprender cómo los estudiantes interactúan con el conocimiento. Aunque los modelos pueden variar, la clave es reconocer y abordar las necesidades individuales de cada estudiante para facilitar un aprendizaje efectivo y significativo.


What do you think?

Written by d2jma

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GIPHY App Key not set. Please check settings

Instituto Tecnológico de Aguascalientes (ITA): Una institución en constante evolución

UAEMex: Legado y Educación de Calidad